Principal La Metamorfosis Artículos Contactar
Los Orígenes Patrón Prenatal Aplicación de TM Autoaplicación Filosofía Mudras Principios Universales Metamorfosis Conceptual

Origen e Historia de la Metamorfosis

Prohibida la copia de textos e imágenes

La Técnica Metamórfica nace de la Reflexología Podal; su descubrimiento se debe al reflexólogo inglés Robert Saint John (1914-1996), una persona especialmente sensible y observadora gracias a quien hoy tenemos este precioso y disponible método natural.

Sus primeras observaciones se sitúan a finales de los años cincuenta (s. XX), predominantemente desde el ámbito de la reflexología pero también al margen de ésta. Sus conclusiones, su pensamiento y la evolución de este a lo largo de los años, nos hablan de una personalidad singular, inteligente y creativa. Así como la Terapia Floral "es" a la magistral fundamentación de Edward Bach, la Técnica Metamórfica "es" a la de Robert Saint John, una gran terapeuta natural, pensador y difusor de la Metamorfosis.

El desarrollo y evolución de esta técnica, que también es una temática filosófica y campo de estudio, incorpora diferentes conceptos en diferentes momentos, algunos de los cuales corresponden a los conocidos fundamentos de la técnica, y otros se relacionan con circunstancias y momentos concretos. En este apartado, desglosamos parte de este camino histórico.

Robert St. John dedicó tiempo y esfuerzos a tratar de indagar las razones por las cuales muchas personas que acudían a las terapias y técnicas naturales no lograban aliviar o solucionar sus problemas o si lo hacían, recaían con facilidad pasado cierto tiempo, durante el cual se sentían mejor, pero tras el cual las dolencias y el malestar reaparecían con frecuencia.

Una de sus ambiciones era elaborar un mapa reflexológico fruto de su observación, cuyas correspondencias pretendía comprobar para explicarse la diversidad de cartografías podales de diferentes autores. En estas, con el tiempo, se fue dando cuenta de una especial importancia de la columna vertebral, reflejada en los pies como todas las otras partes, órganos y sistemas corporales.

Esto le llevó a algo que no es nuevo, y es la tesis según la cual posiblemente muchas dolencias se originan en el ser de cada persona, de manera que es en el fondo más personal de emociones, pensamientos y vivencias asociadas donde hay que pensar que se encuentran las causas, de manera que son ciertas energías e información muy personal lo que provoca malestares, dolores e incluso bloqueos de comportamiento de toda naturaleza.

Sin que estas conclusiones culpabilicen a nadie, si focalizan cualquier desorden o parte de el como "producto" de la vida del propio individuo y no como algo absolutamente ajeno o "desconocido" que alcanza a unos u otros. En este contexto de pensamiento, además, Robert St. John trabajó en el ámbito de los problemas de visión y en el ámbito de los niños con problemas de aprendizaje y relacional; en ambos colectivos intuyó y definió dos conceptos clave cuya presencia y relación mutua le sugerían ser la causa profunda de los desórdenes y desarmonías que observaba en las personas que atendía.

Como vemos, son diversas las observaciones, apreciaciones, descubrimientos y postulados que contribuyeron a fundamentar la Técnica Metamórfica. Entre estas también tenemos la localización de ciertas áreas muy concretas a lo largo del reflejo podal de la columna vertebral, los cuales parecían indicar o sugerir cierta singularidad, sensibilidad o tensión, según cada persona. De estos "puntos" reflejos especiales, dos de ellos destacaron especialmente, que corresponden con el principio y el final de la columna vertebral.

Terapia Prenatal

Mediante la observación, llegó a detectar que el mapa reflexológico podal no solo contiene el reflejo o correspondencia de áreas del pie con órganos, partes y sistemas corporales, sino que a esta cartografía podal pueden "superponerse" otras correspondencias distintas, de carácter personal y psicológico. Concretamente, encontró que la zona del talón se reflejaba con los aspectos femeninos de la existencia, contextualizados según cada caso en vivencias, opiniones y circunstancias de la biografía personal; a la vez, la zona de la primera articulación del primer dedo (dedo gordo) del pie, refleja los aspectos masculinos de la existencia. A estos dos reflejos los denominó "Principios Paternos", y fueron el descubrimiento base de toda una teoría nueva de la que hoy hablamos, donde situamos un primer esbozo del emblemático Patrón Prenatal.

Un primer elemento decisivo que comenzaría a dar carácter a lo que Robert St. John denominaría Terapia Prenatal, es fruto de una interesante inspiración que le sorprendió una feliz mañana, pasado bastante tiempo desde que descubrió el principio de la madre y el principio del padre. La idea se apoya en que las dos zonas reflexológicas donde se reflejan las improntas paterna y materna, coinciden con los dos extremos de la columna vertebral (primer cervical o "atlas", y coxis), de manera que parece sugerirse una conexión natural entre los dos "nuevos" reflejos descubiertos.

Artículo de Paradigma Metamórfico .com, prohibida su copia

En base a este conjunto de observaciones, Robert St. John empleó la expresión "Terapia Prenatal" para denominar la técnica que empleaba a modo de reflexología "extendida", o generalizada de la previamente conocida. Esta nueva manera de trabajar (por entonces), se fundamentaba en el descubrimiento de los principios de los padres, y en la inspiración del reflejo gestacional.

"Reflejos" Prenatales

Esquema, resumen y disposición natural de los elementos reflexológicos, y de los nuevos significados y connotaciones que condujeron al paradigma de la Terapia Prenatal, al Patrón Prenatal y todo el desarrollo de la Técnica Metamórfica.

Metamorfosis

Con el tiempo, Robert St. John re-denominó la técnica con el término "Metamorfosis", un tránsito conceptual importante en el desarrollo de esta técnica natural. Este cambio de terminología responde a una profunda evolución conceptual de la técnica sobre el que posiblemente es posible teorizar mucho, pero a tenor de lo cual y en este artículo, consideramos dos apoyos esenciales, que son el principio de Aferencia-Eferencia y la naturaleza del cambio tal como se entiende en Metamorfosis.

Antes incluso de constatar la existencia de los principios paternos, St. John concluyó que los problemas y dolencias de las personas a las que atendía con técnicas naturales, eran en el fondo desarmonías o conflictos muy íntimos y profundos de su existencia, bloqueos internos de tipo emocional, creencias, traumas, y en general pautas establecidas el algún momento, o quizás heredadas de alguna manera, conscientes o inconscientes pero con consecuencias o posibles traducciones en cualquier ámbito de la vida de la persona.

A este respecto, identificó dos tendencias básicas de la vida como responsables de cualquier patrón de comportamiento, relación y expresión, presentes en el fondo de todos los seres vivos. La Aferencia se entiende como la actitud que se retira o aparta de la vida, la expresión y relación con lo ajeno, y la Eferencia se entiende como la actitud opuesta, o sea la que se dispone o entrega a la vivencia y la interacción con lo ajeno. A la luz de esta teoría, cualquier patrón o característica en los comportamientos, planteamientos y formas de relación entre todos los seres vivos, incluyendo las personas, se fundamentan en una combinación, diferencia o tensión entre las dos tendencias fundamentales Aferencia y Eferencia; claramente todo ser se dirige a unas cosas y huye de otras.

Robert St. John advirtió que la Terapia Prenatal propiciaba cambios favorables en las personas; sin embargo, algo parecía mostrar una naturaleza del cambio diferente a lo que estamos habituados a considerar. Solemos catalogar las cosas como positivas y negativas en base a consideraciones culturales, costumbristas, científicas, etc, pero los cambios de la Metamorfosis parecen mostrarse con una calidad natural intrínsecamente personal, como armonizaciones esenciales de las personas y no como soluciones a cosas concretas. Esta manera de concebir el cambio asociado a la Terapia Prenatal, así como los profundos matices que aportan los conceptos de Aferencia y Eferencia, condujeron a una nueva manera de denominar las cosas que es la "Metamorfosis", una noción filosófica que habla de transformación intrínseca, vital, genuina de la esencia de la vida y no de las formas, estereotipos o modelos. Metamorfosis es una bella noción que describe y se ajusta con armonía a todos estos nuevos matices y profundizaciones respecto a la Terapia Prenatal.

La Mariposa

Imagen Arquetípica de la Metamorfosis

La belleza y esbeltez de las Mariposas ha convertido la imagen de este insecto en emblema y reclamo visual de la técnica, se hable de ella como Metamorfosis o como Técnica Metamórfica.

Sin duda, la Mariposa nos habla de ligereza y libertad, de la presencia de lo frágil y lo etéreo en la existencia; claramente nos evoca a la belleza del mundo natural. Y en otro orden de cosas, nos habla de capacidad de transformación, extraordinaria y paradigmática en el caso de muchos organismos para los cuales forma parte de su ciclo vital, más para el ser humano "metamorfosis" se relaciona más con la transmutación y el orden interno de la conciencia.

La Mariposa ejemplifica exquisitamente la cualidad de intrínseco que hay en la naturaleza del cambio, así como la permanencia de éste, pues la mariposa no puede volver a ser oruga.

Técnica Metamórfica

El nombre de Técnica Metamórfica fue acuñado por Gaston Saint-Pierre (1940-2011), catalizador canadiense que aprendió la técnica como alumno de Robert Saint John en 1977 y en 1979 fundó la Asociación Metamórfica, una entidad creada para la práctica y la difusión de la técnica.

Desde entonces, las denominaciones "Metamorfosis" y "Técnica Metamórfica" se vienen empleando de manera más o menos equivalente, pues bien se refieren a la misma técnica y metodología básicas, lo cual no resta que ambas aporten sus propios matices de tipo conceptual. En este sentido, es fácil percibir que Metamorfosis evoca especialmente los matices más filosóficos de la técnica, más abstractos, mientras que Técnica Metamórfica parece reflejar más los aspectos prácticos, técnicos y metodológicos, más concretos. En esta línea también podemos ver en el término "metamorfosis" la referencia a un ámbito de pensamiento, un paradigma de desarrollo personal, mientras a que la expresión "técnica metamórfica" parece referir, aunque sabemos que en realidad es mucho más, a una metodología tangible que en este caso se encamina a la sanación natural, el bienestar y también al crecimiento personal.

Artículo de Paradigma Metamórfico .com, prohibida su copia

Ambas maneras de hablar corresponden a dos autores distintos, ambas son aportaciones válidas que armonizan, interesantes y constructivas. Es interesante apuntar que el carácter abstracto del concepto "metamorfosis", visto como transformación esencial, puede percibirse como de naturaleza aferente frente a lo concreto y tangible del concepto "técnica", que en este sentido puede verse como de naturaleza más eferente. La coexistencia de ambas se revela así como una interesante expresión de la dicotomía aferente-eferente descubierta por Robert St. John, con lo cual responde a un fenómeno natural que en este contexto histórico y conceptual favorece el acercamiento y la comprensión por parte de los diversos tipos de personalidad que naturalmente hay en el público usuario, entre los estudiantes, terapeutas naturales, etc.

Desarrollos Metamórficos

Principios Universales y Metamorfosis

Como últimos bloques históricos para este artículo, tenemos una elaborada y original aportación de Gastón Saint-Pierre en los años 90 (siglo XX), en la que incorpora los principios de una obra conocida como Kybalion a los significados, las correspondencias y la práctica de la Técnica Metamórfica, de manera que encontramos en ello un complejo e interesante desarrollo que se conoce como "Técnica de Principios Universales".

Mudras y Metamorfosis

Por otra parte, otro gran desarrollo de la Metamorfosis se debe al mismo Robert St. John, en el cual toma de la ancestral tradición de los "Mudras", incorporando diversas posturas de las manos, a las que denomina Símbolos de Manos, a su entender de la Metamorfosis y también a su proceder práctico, defendiendo que mediante el poder del gesto es posible también catalizar la energía e información vital.

© 2014 Paradigma Metamórfico .com
http://www.paradigmametamorfico.com/temas/historia.html

Volver al Principio
Legal

© Paradigma Metamórfico .com